Carlos Mora Vanegas
El escenario económico, político venezolano se manifiesta generando un clima turbulento, que da paso al riesgo a la incertidumbre y en donde el estado, su principal actor lo propicia con sus estrategias, programas, acciones en pro de lo que ha denominado Socialismo del Siglo XXI, dando paso a que los otros actores, como las empresas, reaccionen antes los efectos que éste genere, afectándoles a muchas, especialmente a las Pymes, conllevándolas a inestabilidad operativa, improductividad, hasta llegar algunas dejar de funcionar , aspecto que ha originado serios problemas en la producción de muchos artículos que el venezolano requiere.
Ante esta realidad, la gerencia debe enfrentar los retos, los cambios que ello ha generado a fin de rescatar la parálisis transitoria que el sector empresarial está afrontando y generar las transformaciones, acciones, que permitan que las empresas retomen su rol y sepan integrarse a los programas económicos, productivos que el Gobierno está propiciando, así como aprovechar las oportunidades que se presentan con la nueva política de Comercio Exterior que el estado ha iniciado con nuevas Alianzas económicas, bloques, que han dado paso a nuevos mercados en donde las empresas venezolanas pueden incorporarse de prepararse para ello.
Hoy más que nunca, se necesita de un nuevo estilo gerencial, de un nuevo liderazgo, con un rol más proactivo, innovador, creativo, estratega, visionario, transformador del gerente venezolano. Debe estar preparado para afrontar las transformaciones en las estructuras mismas de las organizaciones, generar los cambios de los sistemas administrativos, funciones, que realmente garanticen productividad, manejar adecuadamente todos sus recursos, especialmente el humano a quien debe capacitar, desarrollar para dar paso a una cultura organizacional auténtica productiva, eficiente , en donde el personal se sienta identificado con la empresa, con su liderazgo, motivado de tal forma, que sus resultados se vean reflejados en un calificada productividad avalada además, por una reingeniería optima, que muestre procesos productivos adecuados a los requerimientos de la demanda y a las necesidades de los consumidores .
Debe el gerente moderno en pro de las transformaciones usar adecuadamente herramientas como el coaching, empowerment, benchmarking, outsourcing, entre otras que les permita consolidar sus acciones a fin de que las empresas se beneficien en su operatividad , les permita afrontar los retos, generar los cambios que se requieren, y saber aprovechar en el caso venezolano las oportunidades que se presentan, así como prepararse ante las amenazas y corregir las muchas debilidades que afrontan las empresas.
Debe la gerencia manejar adecuadamente el empoderamiento, el concepto de potencializar o facultamiento que ciertamente amplía el rol del gerente moderno.
Tal como no los recuerda Miriam Alberganti , considerar, que el potencializar es una alternativa más en el campo gerencial que provee al gerente o administrador la oportunidad de crear y buscar alternativas estimulantes y motivadoras en la solución de problemas surgidos en una organización, dando énfasis en la toma de decisiones.
Ese principio lleva al gerente a delegar cierto grado de autoridad, poder, y funciones a otro personal mayormente no gerencial en la toma de decisiones. Además, constituye una herramienta de reconocimiento cuando sobresalen en sus ejecutorias. Aspecto que desafortunadamente la gerencia venezolana ha descuidado y no ha sabido utilizar adecuadamente el recurso humano que se tiene, desperdiciándose el talento humano, el capital humano.
Ese concepto podrá ser efectivo y exitoso especialmente cuando un gerente está convencido de la posibilidad de mejorar y realizar cambios positivos en su organización., especialmente en esta época de incertidumbre, de riesgos, amenazas, pero también de oportunidades
El gerente venezolano deberá poseer los conocimientos y las destrezas de los tópicos gerenciales modernos para ejecutar aquellas funciones que le permitan administrar, no puede quedar anclado a las viejas herramientas administrativas, a las tradicionales, cuando ya la competitividad ha generado nuevos conocimientos, estrategias, planes que son determinantes en la comercialización, conquista de mercados, desarrollo, éxito de las empresas . Tiene que entender cuál es su rol y qué es lo que está administrando, de lo contrario, fracasará en su gestión.
Debe concentrar sus esfuerzos en aquellas actividades que otros no pueden hacer por él, tales como las que nos recuerda Alberganti:
a. Fijar los objetivos y determinar los medios adecuados, asegurándose de que en cada caso se utilicen las técnicas y procedimientos más idóneos.
b. Desarrollar una perspectiva clara del futuro y escoger las estrategias más adecuadas y efectivas.
c. Conocer cabalmente su oficio de jefe, y aceptar que otros especialistas hacen mejor que él los trabajos de su respectiva especialidad.
d. Plantear las preguntas pertinentes en torno a la dirección de las cosas, ideas y personas que trabajan juntas, y para con él.
e. Sustraer los puntos fundamentales de una discusión, lo importante de un escrito, la idea esencial de un informe.
f. Descargar aquella gestión que pueda ser delegable, pero asumir la responsabilidad propia que le incumbe como dirigente y guía de la organización.
g. Ofrecer confianza y respaldo a los supervisores y demás empleados asegurándoles que si solicitan su ayuda, la encontrarán.
Definitivamente, la gerencia venezolana, tiene que centrarse en su eficiencia y eficacia para lograr las metas de la organización. Saber actuar, desempeñarse , de tal forma de reducir al mínimo los recursos usados para alcanzar los objetivos de la organización (hacer las cosas bien) y la capacidad para determinar los objetivos apropiados (hacer lo que se debe hacer).
Tener presente, como lo recuerda Jonathan Villasmil, que el ser gerente no sólo es dirigir actividades, ser gerente también implica ser un buen líder, es saber el proceso de cómo penetrar en esas actividades que realizan los miembros del grupo con el cual se trabaja. El gerente para poder lograr sus objetivos debe saber como usar las diferentes formas del poder para influir en la conducta de sus seguidores, en distintas formas, sin olvidar que es lo que se quiere lograr y hacia donde va.
La gerencia debe alcanzar sus objetivos en pro de la empresa, no descuidarlos, objetivos tales como:
• Posición en el mercado
• Innovación
• Productividad
• Recursos físicos y financieros
• Rentabilidad (rendimientos de beneficios)
• Actuación y desarrollo gerencial
• Actuación y actitud del trabajador
• Responsabilidad social
Definitivamente se requieren cambios en el estilo gerencial venezolano, gerentes proactivos, capacitados, innovadores, creativos, transformadores, estrategas, planificadores, visionarios, emprendedores, capaces de interpretar y saber aprovechar las oportunidades, generar las transformaciones que se requieren y conllevar a las empresas por el rumbo del progreso, del desarrollo que el presente ofrece.

www.entorno-empresarial.com