CAMOVA

Algún día en cualquier parte, en cualquier lugar indefectiblemente te encontrarás a ti mismo y ésa, solo ésa, puede ser la más feliz o las más amargas de tus horas

Pablo Neruda

Las empresas en el presente requieren de gerentes proactivos, con mucha creatividad, capaces de dar paso a las transformaciones que se derivan de un escenario como el caso de Venezuela turbulento, riesgoso, contaminado de incertidumbres a fin de garantizar, no solo la supervivencia de las empresas bajo su responsabilidad, sino alcanzar la operatividad necesaria para competir con otras.

De acuerdo a nuestras investigaciones, indagaciones sobre la realidad de la gerencia. con relación a su creatividad, se ha encontrado, el que son muchos los gerentes, quienes se dicen líderes gerenciales, que no han utilizado para nada su creatividad, descuidando su potencial y afectando a las empresas bajo su cargo a que generen los cambios, acciones necesarias para garantizar productividad, competencia.

Hay varios factores que ayudan a explicar esta realidad, entre ellos: ausencia de capacitación, desarrollo y utilización de conocimientos gerenciales modernos que ayuden a planificar y generar las acciones que colaboren con el logro de los objetivos.

A ello se agrega, la carencia de creatividad que de paso a programas, estrategias, acciones que enfrenten los retos, los cambios, con el uso correcto del poder creativo, aunado a demás con la colaboración de un recurso humano bien capacitado, comprometido en logros que beneficien a todos.

Ausencia de cultura organizacional que garantice un buen comportamiento organizacional, productividad, eficiencia, resultados que den oportunidad a las empresas de aprovechar las nuevas aperturas que se manifiestan a través de acciones del gobierno.

Poca integración de las universidades con el sector empresarial, que favorezca la formación, capacitación del profesional de la administración que el presente demanda. Integración que de paso al diseño de un nuevo perfil del administrador de acuerdo a los requerimientos del actual escenario.

Se requiere de una dinámica creativa de parte de la gerencia que sea capaz de generar los cambios, transformaciones derivadas de las acciones del actual gobierno que ha que se ha declarado Socialista, conllevando a que las pymes, garanticen un comportamiento que refleje un clima organizacional óptimo.

Debe la gerencia además tener presente, que en la actualidad el pensamiento sistémico se requiere más que nunca, creatividad en acción debido a la complejidad del presente. Nos rodean ejemplos de fallos sistémicos, problemas como el calentamiento de la tierra, el agotamiento del ozono, la delincuencia juvenil, la deserción escolar, nuevas aperturas, son problemas que no tienen causas simples. La complejidad puede erosionar la confianza y la responsabilidad cuando decimos "eso es demasiado complejo para mi, no puedo hacer nada". El pensamiento sistémico es el antídoto para esa sensación de impotencia que se siente en esta era de interdependencia. El pensamiento sistémico es la piedra angular conceptual de las cinco (5) disciplinas. Todas se relacionan con un cambio de enfoque. Ver totalidades en vez de partes y ver a las personas como participantes activos en la modelación de la realidad. La práctica del pensamiento sistémico comienza con la comprensión de un concepto simple llamado Feedback, que muestra cómo los actos pueden reforzarse entre sí. Se trata de ver los patrones más profundos que subyacen a los acontecimientos y a los detalles. La estrategia actual para el desarrollo de una gerencia de calidad es el aprendizaje de este nuevo idioma, el idioma del pensamiento sistémico con una visión compartida a través de equipos con altos niveles de dominio personal, donde se comprendan las emociones de los demás y predomine la libertad y la creatividad para el logro de los resultados.

Considérese como lo comenta .inder.cu/porta , que nuestro concepto sobre creatividad tiende a estar asociado a las artes y especialmente a la expresión original de ideas. Esta asociación entre creatividad y originalidad artística causa con frecuencia confusión acerca del lugar apropiado para la creatividad en las empresas. La mayoría de los gerentes tienen una visión estrecha del proceso creativo. Para ellos creatividad es la forma en que la gente piensa de manera innovadora. Ciertamente el pensamiento imaginativo e innovador es una parte de la creatividad en las empresas, pero existen otros dos componentes igualmente importantes: conocimiento experto y motivación.
Conocimiento, incluye todo lo que una persona sabe y puede hacer en el ámbito amplio de su trabajo. Por ejemplo, un científico en una empresa farmacéutica que está a cargo de desarrollar una medicina para estimular la coagulación de la sangre en pacientes hemofílicos. Su conocimiento experto incluye su talento para pensar científicamente, lo mismo que todo el conocimiento y las habilidades técnicas que posee en los campos de medicina, química, biología y bioquímica, entre otros. No importa cómo adquirió ese conocimiento experto, bien sea mediante la educación, la experiencia práctica, o la interacción con otros profesionales. Su conocimiento experto constituye lo que se ha denominado "red de deambulación mental positiva", o sea el espacio intelectual que este científico utiliza para explorar y resolver problemas.
Pensamiento creativo se refiere a cómo la gente enfoca los problemas y las soluciones: su capacidad para mezclar ideas existentes en nuevas combinaciones. Esa destreza en sí depende tanto de la personalidad como de la forma en que la persona piensa y trabaja. El científico de la empresa farmacéutica, por ejemplo, será más creativo si su personalidad es tal que se siente cómodo estando en desacuerdo con otros, o sea si naturalmente intenta soluciones que se separan del status quo. Su creatividad será incrementada más si él habitualmente le da vuelta a los problemas y combina el conocimiento de áreas muy diferentes. Por ejemplo, podría indagar en la botánica para tratar de encontrar soluciones al problema de la hemofilia, utilizando lecciones de los sistemas vasculares de las plantas para hacer surgir discernimientos sobre el flujo de sangre en seres humanos.
El conocimiento experto y el pensamiento creativo son las materias primas, o los recursos naturales, que tiene el individuo. El tercer factor - motivación - determina lo que la persona realmente hará. El científico puede tener excelentes credenciales educativas y una gran facilidad para generar nuevas perspectivas para problemas viejos. Pero si no tiene la motivación para hacer un trabajo en particular, simplemente no lo hará. Su conocimiento experto y su pensamiento creativo quedarán sin ser utilizados o se aplicarán a otra cosa.

Definitivamente la gerencia no puede seguir desperdiciando su poder creativo más ahora en donde los retos le proporcionan una oportunidad para activarlo.

www.camova.com

www.entorno-empresarial.com